viernes, 5 de septiembre de 2008

El plan a trapo (I)

Bueno, pues ya tengo todo cerrado. Estoy con la mochila en astillero, palillos en ristre y planos a todo color. He pensado que era un buen momento para describir en detalle el plan de viaje.

Así pues, de acuerdo con el plan maestro que sólo mi mente maquiavélica ha podido elucubrar, esta es mi ruta y mis actividades previstas.

Domingo 14 de Septiembre
Llegada a Nagoya a eso de las 9:00. Obtengo planos, cambio el JRP, consulto el horario de autobús para la vuelta. A lo mejor Paula está por allí llevando a su primo al aeropuerto, en ese caso haré un poco más de tiempo para tomar algo con ella antes de ir a Kyoto.
A la llegada a Kyoto, obtengo planos y localizo el ryokan Heianbo que es donde me quedo. Este pequeño ryokan está muy cerca de la estación de tren y me sale por unos 7000 yen la noche.
El plan para el día consiste en realizar una ruta a pie, para intentar deshacerme del jet lag lo antes posible. Esta ruta me llevará por la zona este del río Kamo, donde hay algunos templos de interés como el Templo del Agua Pura (en la imagen), para luego acabar paseando por el tradicional barrio de Gion donde residen la mayoría de las casas de geikos y terminar en la calle Pontocho.

Lunes 15 de Septiembre . Kyoto
Éste es el día potente de la visita. Tengo que coger varios autobuses para visitar los famosos templos del oro y de la plata en el norte, y aún dispondré de tiempo para recorrer el paseo del filósofo, junto al río Kamo y con la compañía de multitud de pequeños templos y vegetación. Tendré que madrugar, las horas de visita finalizan sobre las cinco de la tarde. Será un día largo.

Martes 16 de Septiembre - Kyoto
Después del ajetreo del día anterior, en este día tengo previsto visitar la zona sur de Kyoto, donde voy a encontrar algunos templos más como el Toji -el más alto del país, con cinco plantas- y el fabuloso recorrido por el monte de Fushimi Inari, a través de cientos de torii donados para el cumplimiento de algún deseo (en la foto).

Miércoles 17 de Septiembre - Kyoto
He dejado este día libre para poder pasear tranquilamente, visitar el museo del manga si tengo ganas, comprar o asistir a algún espectáculo. El tener un día libre así me permitirá ajustar los planes también en caso de que algún día llueva o me deje cosas en el tintero.

Jueves 18 de Septiembre - Nara
Éste es otro día para madrugar. Primero tendré que mover las maletas a un nuevo ryokan, también cercano a la estación... el Hatoya Zuihoukaku (14000 yenes la noche.. ¡no encontraba nada más barato!).
Desde Kyoto tomo un tren a la cercana Nara, antigua capital del imperio del 710 al 784. A pesar de la brevedad de este periodo, coincidió con la época de máximo esplendor del budismo, con lo que el legado histórico es enorme. Será imposible no ver la gigantesca estatua de buda de 450 toneladas y 22 metros de altura, la mayor de Japón. Al acabar el día, vuelvo a Kyoto para mi última noche en la ciudad.

Viernes 19 de Septiembre - Kinosaki
Salgo temprano para Kinosaki, pequeña localidad costera situada en el mar de Japón, al norte de Kyoto. Según la Lonely Planet, es la mejor ciudad para disfrutar de los onsen, ya que dispone de siete públicos y multitud de onsen ryokan. Será un día para relajarme. Si hace buen tiempo hasta puedo darme un baño en el mar. La especialidad culinaria es un tipo de cangrejo gigante que con un poco de suerte también probaré.
En Kinosaki me alojaré en el Tsukimotoya ryokan (unos 9000 yenes la noche).

Sábado 20 de Septiembre - Himeji y Miyajima
Otra vez con los madrugones. Me levanto prontito prontito y me dirijo a Himeji, ciudad que alberga un espectacular castillo que data del siglo XIV. Tendré que dejar la mochila en la consigna de la estación de tren, porque este es un destino de paso.
La fortaleza de la garza blanca es la más cuidada de todo Japón, rodeada de multitud de fosos y muros defensivos. La ruta a través del castillo lleva aproximadamente hora y media y tal vez pueda conseguir un guía que hable inglés.

Al mediodía me dirigo hacia el sur, hacia Hiroshima. Dejo la visita a la ciudad para el día siguiente y tomo el ferry a Miyajima. Esta isla es un paraíso natural donde los animales pasean libres y toda construcción sigue la tradición antigua. En esta isla está el famoso Torii en el agua, uno de los símbolos más conocidos de Japón (en la foto).
En Miyajima me alojaré en el Ryoso Kawaguchi (7000 yenes la noche).


Domingo 21 de Septiembre - Hiroshima
Este día termino de ver Miyajima tranquilamente, tras lo que me desplazo a Hiroshima. No hay mucho que ver en esta ciudad salvo el parque de la paz, y poco que hacer salvo reflexionar.
Tras la visita, calculo que sobre el mediodía, cojo el tren bala que me llevará hasta Tokyo, donde mi único propósito será llegar a salvo al hotel Parkside, situado en el distrito de Ueno. Este hotel ha sido un poco capricho mío porque quería tener buenas vistas, y éste las tiene, ya que está enfrente de un parque. La noche sale por unos 11000 yenes.
¡Yay! ¡Ya estoy en Tokyo!

2 comentarios:

ele dijo...

En Miyajima sube en el teleférico, las vistas son increíbles!

Isma dijo...

Muchisimas gracias! Me lo apunto para hacerlo sin falta :)