viernes, 26 de septiembre de 2008

26 de Septiembre (II) - Comer en Japon

Creo que tengo bastante información como para describir mi experiencia sobre la comida en Japón.


En general, en todos los restaurantes se saluda efusivamente al viajero, tanto a la entrada como a la salida: Irasimase (bienvenido) y Arigato Gozaimas (muchas gracias), respectivamente. A veces lo dicen todos los camareros, otras también los cocineros. Esto es lo habitual, y no es ninguna descortesía no responder a estos saludos. Tras el saludo se indica el numero de comensales (con los dedos de la mano es lo habitual) y te sientan, ofreciendo un vaso de té.

En algunos restaurantes hay una máquina fuera con todos los platos y bebidas disponibles, y debes pagar y coger el ticket antes de entrar. En otros hay una serie de platos "de plástico" que representan la carta, en el escaparate del establecimiento. Puedes entrar y señalar al camarero el que más te haya gustado o intentar leer la carta; a veces viene en inglés aunque no es lo habitual, date por contento si tiene fotos para que puedas orientarte. Las veces que he pedido al camarero que me recomendara algo han sido un fracaso porque nunca se deciden a recomendar nada.

Abundan los restaurantes que ofrecen fideos con sopa, sobre todo en la cercanía de estaciones. El caldo puede ser de carne (este plato se suele denominar ramen) o de pescado. A mí particularmente la sopa de pescado me encanta. Dentro de esto hay variedades con el tipo de carne, pescado, verdura o tempura que le echan. El fideo se suele preparar en el mismo momento en la cocina, cortando la masa e hirviéndolo en caldo antes de servirlo. Hay varios tipos de fideo, principalmente están los Udon (fideo grueso) y los Soba (fideo fino). Los fideos se toman con palillos, y para no pringarse (ya que no hay servilleta) se debe acercar uno mucho al cuenco y sorber los fideos. Sorber ruidosamente no está en absoluto mal visto y es muy común. También sirve para enfriar los fideos. Una curiosidad es que en general los japoneses toman los fideos y dejan la sopa.

El plato más conocido fuera de Japón es el sushi. Hay restaurantes donde puedes pedir el sushi a la carta y otros en los que te sientas y una cinta transportadora va pasando los platos de sushi que unos cocineros preparan justo enfrente tuya. Este último tipo es muy divertido, te cobran por los platos consumidos (a veces hay platos de distinto color para marcar distintos precios) y suelen variar entre los 130 yenes (la gran mayoría) y los 600 para el sushi más exquisito. Alrededor de la mesa y la banda giratoria hay surtidores de agua hirviendo para que cojas un vaso y te sirvas té de manera indiscriminada y gratuita. Puedes pasar de la cinta y pedir directamente al cocinero el plato de sushi que deseas, pero claro, para eso debes tener la carta traducida o conocer japonés.

El sashimi es pescado crudo servido en lonchas sobre una fuente de arroz. Suele ser un plato caro porque el pescado es de buena calidad. No te lo recomiendo si quieres llenar el estomago.

Otro plato que he probado y que desconocía es la pizza japonesa, u okonomi-yake. Se prepara sobre una plancha caliente, sobre la que se vierte una masa como de tortitas. Sobre esta masa se echan verduras y luego carne fina o frutos de mar (gambas, pescados blancos, sepia) pasado por la plancha. Después se echa huevo, volteando la pizza de cuando en cuando; esto hace que los ingredientes vayan ligando unos con otros. Finalmente le caen unos fideos y salsa de soja dulce.

De fritos en este viaje no he probado nada porque me suele caer mal al estómago así que ya hablaré de ellos en otra ocasión.

A la hora de pagar hay que agarrar a un camarero por banda y pedir la cuenta (o kanjo, kudasai). Te da entonces una nota que debes entonces llevar a la salida, donde se paga. No he visto ningún sitio donde se pague en la misma mesa.

1 comentario:

esperanza dijo...

Vamos, fideos hasta en la sopa como se suele decir. Ya te imagino "como un fideo". Menudo ataque le vas a dar, a la vuelta, al bacalao a la vizcaina.....
Cuidate, hijo